• ¡En oferta!
  • -10,50 €
San Pedro
  • San Pedro
  • San Pedro
  • San Pedro

San Pedro

39,50 € Kg
32,50 € Kg Ahorre un 10,50 €
Impuestos incluidos

El peso de la pieza es de 1,5 kg. aprox. Pescado blanco, de leyenda bíblica, procedente de los fondos rocosos del Mediterráneo y del Atlántico. Tiene un sabor parecido al lenguado, la carne es muy fina aportando un sabor delicado al paladar.

Los más culinarios, recomiendan su consumo en filetes, eliminando todas las espinas, rebozados y fritos. También es recomendado para hacer sopa debido al sabor de sus espinas y cartílagos.

  • Indica cómo te gustaría que te lo enviáramos
Selecciona Cantidad
1.5 Kg
1.5 Kg x 32,50 € / Kg = 48,75 €

El San Pedro (Zeus faber) habita en aguas del Mediterráneo y del Atlántico. Se encuentra en profundidades entre los 30 y los 200 metros. Prefiere fondos de rocas, aunque se le puede encontrar en praderas submarinas y fondos arenosos.

Recibe el nombre 'San Pedro' (el más común de los muchos que recibe) que por tradición se identifica con el pez capturado y devuelto al agua por el apóstol pescador por tener en su boca una moneda de cuatro dracmas con la que pagar el impuesto del templo.

Es un pez de cuerpo alto y comprimido, que tiene una cabeza muy grande y que carece de escamas excepto en la línea lateral. Presenta espinas al lado del abdomen y la aleta dorsal tiene radios muy largos. De color dorado, o gris verdoso, este pescado tiene una mancha negra en el centro del cuerpo y en ambos lados. 

El San Pedro es un pescado semigraso, bajo contenido en grasas y colesterol, habitual en dietas hipocalóricas y baja en grasas. Alto contenido de vitaminas (B6 y B9) y minerales (fósforo, potasio, magnesio y yodo), similar a otros pescados de carne blanca o semigrasa.

El San Pedro hay que limpiarlo con cuidado por las espinas laterales. Lo ideal es hacerlo en filetes, eliminando todas las espinas, y rebozarlo y freírlo. Su carne es firme y muy sabrosa, por lo que también se pueden aplicar salsas adecuadas para pescados blancos. También es habitual prepararlo en caldeiradas, o simplemente al horno.