Langosta Roja

No disponible

135,00 € / unidad

110,00 € / unidad

The minimum purchase order quantity for the product is 1

  • Crudo
  • Cocido

Descripción

Piezas de 1,2 a 1,5 kg. La langosta más apreciada en el mercado. Hay ejemplares que llegan a medir 40 ó 50 centímetros de longitud y pesar más de 5 kg., aunque lo habitual es que sobrepase ligeramente el kilo. Su carne es muy fina, consistente, blanca y baja en grasas que aporta un delicioso sabor.

Sí quiere, para su mayor disfrute, te la enviamos a casa cocida y en su punto. La base perfecta para recetas de mayor elaboración.

Volume discounts

Quantity Discount You Save
1 25,00 € Up to 25,00 €
  • Quick view
    27,50 € / unidad / unidad

    Crustáceo muy valorado en la gastronomía gallega. Su coloración azulada lo diferencia del bogavante canadiense de calidad notablemente inferior y también muy presente en nuestros mercados. A la plancha o cocido son las dos formas más comunes de disfrutarlo, siendo el ingrediente perfecto para un arroz sabroso. Disponemos de diferentes tamaños: mediano,...

    27,50 € / unidad / unidad
  • Quick view
    108,00 € / kg / kg

    Debido a su delicadeza y poca resistencia fuera del agua, siempre los enviamos cocidos con ese rojo tan característico. Es el único marisco al que se añade sal después de cocerlo, removiéndolo bien y dejando que se enfríen para que adquieran sabor de manera uniforme.

    108,00 € / kg / kg
  • Quick view
    130,00 € / unidad / unidad

    130,00 € / unidad / unidad
  • El marisco más representativo de la lonja gallega. Solamente lo tenemos disponible de Diciembre a Junio debido a las vedas para preservar su regeneración, es a partir de Febrero cuando alcanza su momento óptimo de disfrute. De mayor calidad que las de importación, se diferencia de ellas por el color más oscuro y las uñas afiladas, además de su...

More info

La langosta (Palinurus elepha) habita en fondos rocosos a poca profundidad, escondida entre las rocas. Su alimentación es completa y muy variada: crustáceos, moluscos, algas... lo que de su sabor, un sabor muy característico.

Un crustáceo cuyo cuerpo se divide en dos partes: el cefalotórax o cabeza y el abdomen o cola. La cabeza es espinosa y en ella posee unas antenas muy largas. El rostro es pequeño, destacando en él dos ojos protuberantes protegidos por sendas proyecciones espinosas. Su cuerpo está protegido por un caparazón espinoso de color marrón-naranja. No obstante su color varía en función del tipo de langosta que se trate de las numerosas variedades que existen. La más apreciada es la langosta roja. Hay ejemplares que llegan a medir 40 ó 50 centímetros de longitud y pesar más de 5 kg., aunque lo habitual es que el peso de la roja sobrepase ligeramente el kilo.

La langosta es una fuente rica en vitaminas y proteínas, en especial la vitamina E (vitamina antioxidante), en cuanto a minerales su contenido se basa en el calcio, zinc, potasio y selenio. Componentes ideales para prevenir la osteoporosis y mejorar la salud cardiovascular.

 

La carne de la langosta es muy fina, consistente, blanca, sabrosa y delicada. Por ello, la forma más común de prepararla es cociéndola durante veinticinco minutos en agua de mar (en su defecto, agua con abundante sal). A continuación se abre a la mitad y está lista para servir.

 Sin embargo, existen otras recetas más elaboradas que tienen como base a este valioso crustáceo, como el salpicón de langosta. Se cuecen cuatro huevos y se trocean. A continuación, se desmenuza la langosta, ya cocida, y se añade a la mezcla pimienta, cebolla, aceite y un poco de vinagre.