Centolla de la Ría

No disponible

  • Vivo
  • Cocido

EN VEDA

Descripción

El marisco más representativo de la lonja gallega. Solamente lo tenemos disponible de Diciembre a Junio debido a las vedas para preservar su regeneración, es a partir de Febrero cuando alcanza su momento óptimo de disfrute. De mayor calidad que las de importación, se diferencia de ellas por el color más oscuro y las uñas afiladas, además de su característico sabor.

Su peso puede ir desde los 500 gr. hasta los 3 ó 4 kilos que pueden llegar a pesar algunos machos.

También te puede interesar...
  • Vista rápida
    3,10 € / unidad / unidad

    Muy poca gente sabe que la ostra también se cultiva en Galicia en bateas de forma similar al mejillón. Tienen una gran consideración debido a la calidad de nuestras aguas. Existen en los mercados diferentes tipos, siendo la ostra plana la más reconocida. Se suelen comer vivas, con unas gotas de limón, siendo uno de los productos que han estado siempre...

    3,10 € / unidad / unidad
  • Vista rápida
    75,00 € / unidad / unidad

    Caviar de esturión de huevo fino de más de 3.2 mm de diámetro, textura firme e intenso sabor cremoso. Color entre gris y amarillo dorado, pasando por toda la gama de tonos negro/marrón. Enlatado en fresco, no pasteurizado. Producto con transporte gratuito.

    75,00 € / unidad / unidad
  • Vista rápida
    98,00 € / kg / kg

    Debido a su delicadeza y poca resistencia fuera del agua, siempre los enviamos cocidos con ese rojo tan característico. Es el único marisco al que se añade sal después de cocerlo, removiéndolo bien y dejando que se enfríen para que adquieran sabor de manera uniforme.

    98,00 € / kg / kg
  • Vista rápida
    90,00 € / kg / kg

    Contiene aprox. 35 piezas por kilo. Es la almeja más valorada de todas las especies por su carne tierna, su sabor y porque aguanta viva fuera del agua más tiempo. En función del tamaño puede variar su utilización. La fina extra de 30/35 es la que se suele comer al natural, con una gota de limón.

    90,00 € / kg / kg

Más

La centolla de la Ría (Maia squinado) es un crustáceo decápodo procedente de la rías gallegas. Vive en la costa en fondos rocosos hasta una profundidad de 100 metros. Esta centolla de origen gallego supone una parte mínima de las capturas, siendo mucho más apreciada que las otras por su gran calidad.

Físicamente se suelen diferenciar por su color oscuro, sus uñas afiladas y el caparazón cubierto de algas y vellosidades.

La centolla de la ría, un marisco rico en minerales especialmente en yodo y zinc. El yodo es una de las propiedades nutritivas que actúan en la mejoría de nuestro metabolismo y nivel de energía. El zinc nos ayuda en el proceso de crecimiento y fortalecimiento de nuestro sistema inmunológico. Un alimento ideal para combatir la fatiga.

Para cocer la centolla de la ría se pone una cazuela con abundante sal y cuando rompa el hervor se sumerge la centolla. Cuando rompa el hervor se cuentan entre 20 y 25 minutos, dependiendo del tamaño. Se saca de la cazuela y se deja enfriar.

 Para degustarla una vez cocida, se abre el cuerpo y se eliminan las madejas grises que no son comestibles. Las patas se van comiendo de una en una, cascándolas con unas tenazas especiales de marisco y con paciencia de buen degustador de marisco se va extrayendo la carne. Se raspa todo el interior del caparazón, llamado "cacho", y junto con el jugo que contiene se prepara una especie de papilla que se consume directamente con ayuda de una cucharita.

 Hay quienes prefieren optar por la preparación del “txangurro”, receta típica de la gastronomía vasca.