• De Temporada
Sardina
  • Sardina
  • Sardina
  • Sardina

Sardina

12,50 € Kg
Impuestos incluidos

6-8 piezas por kilo

La mejor sardina es la que se captura en las costas gallegas. Uno de los productos más tradicionales para celebrar la noche mágica de San Juan. Se pesca sobre todo durante los meses de verano que es cuando tiene mayor cantidad de grasa, que hace que estén exquisitas a la brasa.

Pescado azul único en su especie, se alimenta de plancton, procedente de distintos lugares y entre ellos el Mar Cantábrico. Muy popular en fiestas gastronómicas. El mejor momento para consumirlas es en época estival, a partir de mayo, aunque se puede encontrar en los mercados prácticamente durante todo el año.

Pescado perfecto para una gran variedad de preparaciones culinarias, en función de su tamaño. Indícanos como te gustaría recibirlo: ¿Enteras o limpias?.

Selecciona Cantidad
2 Kg
2 Kg x 12,50 € / Kg = 25,00 €

La sardina europea o sardina común (Sardina pilchardus) es un pez de la familia de los clupeidos, su área de distribución natural es muy amplia, realizando importantes migraciones de mar adentro hacia la costa y viceversa, dependiendo de las estaciones y la temperatura de las aguas. En primavera se acerca a la zona más costera y superficial y cuando llegan las aguas frías se aleja. Se alimenta de plancton al que filtra por medio de las branquiespinas que presenta especialmente el primer arco branquial.

Tiene un cuerpo alargado y no muy comprimido. La cabeza está bien destacada, con la boca amplia, aleta dorsal corta y alta, anal baja, y caudal escotada. El dorso es de color verde pardo y a lo largo de los flancos presenta una banda azulada. El vientre es blanco plateado, y las aletas son incoloras, salvo la dorsal, que está un poco oscurecida.

La sardina, un pescado azul, rica en ácidos grasos insaturados omega 3 que ayuda a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos. Nutricionalmente aporta una cantidad de minerales (fósforo, magnesio, potasio, hierro y zinc) y vitaminas liposolubles: A, D y E.

Además de la elaboración en conserva, la sardina en fresco es un pescado que se presta a una gran variedad de preparaciones culinarias, básicamente en función de su tamaño. Lo más habitual es que las grandes se preparen a la brasa o a la plancha. En cuanto a las pequeñas, es de gran tradición en Galicia la empanada de “xoubas” (sardina pequeña).