Bogavante Azul
  • Bogavante Azul
  • Bogavante Azul
  • Bogavante Azul
  • Bogavante Azul

Bogavante Azul

29,50 €
Impuestos incluidos

Crustáceo muy valorado en la gastronomía gallega. Su coloración azulada lo diferencia del bogavante canadiense de calidad notablemente inferior y también muy presente en nuestros mercados. A la plancha o cocido son las dos formas más comunes de disfrutarlo, siendo el ingrediente perfecto para un arroz sabroso.

Disponemos de diferentes tamaños: mediano, grande y extra. Si decides preparar un bogavante a la plancha, te recomendamos un peso mínimo de 700 gr. (el tamaño mediano).

  • Indica cómo te gustaría que te lo enviáramos
Selecciona Tamaño
Selecciona ¿Vivo o cocido?
Selecciona Cantidad
1 Unidad
1 Unidad x 29,50 € / Unidad = 29,50 €

El bogavante (Homarus gammarus) habita en fondos arenosos y rocosos. Animal solitario con hábitos nocturnos, sin duda alguna uno de los mariscos más tradicionales y apreciados en Galicia.

Un crustáceo decápodo de cuerpo robusto, alargado y de coloraciones verdosas, marrones, negras o azules. Posee un par de pinzas desiguales, grandes y fuertes, que utilizan para cortar y comer; una suele ser más grande y pesada, para aplastar, y la otra la utilizan para morder. En la cabeza tienen dos pares de antenas de un color rojo intenso, el tronco es liso, el abdomen con siete anillos y la cola en forma de abanico.

Una fuente excelente en ácidos esenciales, proteínas y rica en vitaminas B (B3 y B12) y en vitaminas A, la cual disminuye el cansancio y cuida la salud de la visión.

Es muy habitual encontrar en nuestros mercados el llamado bogavante canadiense o langosta americana (homarus americanus), del cual se diferencia físicamente por el color rojizo de aquel.

Aparte del tradicional arroz con bogavante, a la plancha o cocido son las dos formas más comunes de disfrutarlo.

Para prepararlo a la plancha es necesario abrirlo a la mitad con un corte transversal desde la cabeza a la cola.

Para cocerlo, se pone en una olla abundante agua con sal, y cuando hierva se sumerge el bogavante. Desde el momento en que el agua vuelva a hervir con el bogavante dentro, se cuentan treinta minutos para un bogavante grande y entre veinte y veinticinco minutos para uno de tamaño medio. A continuación se retira y se introduce en un recipiente con hielo. Una vez enfriado ya está listo para comer.

También te puede interesar

Recetas Relacionadas