Pulpo cocido en su jugo

No disponible

12,80 € / unidad

La cantidad mínima de pedido para este producto es 1

Descripción

Patas enteras y cocidas en su jugo, 2 patas en cada bolsa de 300 a 400 gr. El precio indicado es por bolsa.

Con este producto evitamos el trastorno de cocer el pulpo en casa y preparar de una manera y rápida una exquisita tapa de Pulpo "á feira" como si de una "Pulpeira" se tratase, bien a baño maría o en el microondas. 100% natural, sin conservantes ni colorantes.

Más

Origen: Zona FAO 34, Océano Atlántico. Pesca con Nasa
Ingredientes: Pulpo (Octopus Vulgaris). Alérgenos: Molusco

Información Nutricional por 100 gr.:

- Valor energético: 369 KJ/ 88 Kcal.
- Grasas: <1,0 gr. de las cuales saturadas <0,02 gr.
- Hidratos de Carbono: 2,1 gr. de los cuáles azúcares 0,5 gr.
- Proteínas: 20,0 gr.
- Sal: 1,01 gr.

Modo de conservación: Mantener en el frigorífico de 0ºC a 4ºC.
Tiempo de preparación. 5 minutos.

_______________________________________________________

El pulpo (Octupus Vulgaris) habita en zonas de los litorales, pasa gran parte de su vida escondiéndose entre las rocas y agujeros naturales, pudiendo muchas especies llegar a crecer hasta un metro de largo. Se alimenta de pequeños crustáceos como el cangrejo u otras especies.

Un molusco cefalópodo que posee ocho brazos con dos filas de ventosas en cada uno de ellos. Se caracteriza por tener el cuerpo blando con un cerebro bien desarrollado y dos ojos grandes y complejos que le proporcionan una buena visión. Pueden llegar a cambiar de forma muy rápida el color y la textura de su piel.

Es muy habitual encontrar en los mercados el pulpo congelado sin cocer. El motivo por el cual no solemos encontrarlo fresco es porque quedaría demasiado duro al cocinarlo. Antiguamente el pulpo se “mazaba” (golpear) antes de cocerlo para romperle las fibras de su carne y así ablandarlo. Es evidente que por la complejidad del proceso, esta costumbre ha perdido arraigo, teniendo el proceso de congelación los mismos efectos sin que el pulpo pierda calidad.

El pulpo desde el punto de vista nutricional tiene un alto contenido en minerales, el más destacado es el zinc, un mineral esencial para salvaguardar nuestro sistema inmunitario. En cuanto a las vitaminas aporta la misma cantidad de vitamina B3 (niacina) que cualquier pescado azul, fundamental para renovar energías . Lo más destacable es su bajo contenido en colesterol, ideal para quienes quieren bajar su nivel de colesterol y triglicéridos.

Este pulpo ya está cocido, así que nos evitaremos el trabajo de su cocción. A partir de aquí ya podemos preparar cualquiera de las recetas más típicas con pulpo. La pata entera es muy útil para prepararlo a la parrilla.

Para el “pulpo a la gallega”, simplemente se añade sal gorda, aceite de oliva y pimentón.