Pulpo entero

No disponible

39,00 € / unidad

/ unidad =

Se vende solo crudo

Personalización del producto

Después de guardar tu producto personalizado, no olvides añadirlo a tu carrito.

Textos

loader

* campos obligatorios

Descripción

Se envía la pieza entera congelada sin cocer. Cada pieza tiene un peso de entre 2,4 y 2,7 kg.

Cefalópodo muy popular en España, y fácilmente reconocible para la mayoría, tanto si está cocido como si no. Para cocinar un pulpo entero debemos congelarlo previamente, para romper las fibras y evitar que su textura al cocinarlo sea demasiado dura.

También te puede interesar...
  • Vista rápida
    73,50 € / unidad

    El pescado blanco más apreciado por nuestros clientes. A pesar de su feo aspecto es un auténtico manjar. Su alimentación está basada en pescados y moluscos y por ese motivo su carne tiene esa textura y sabor tan especial. A diferencia del rape blanco o juliana, la carne del rape negro no encoje al cocinarse. La cola del rape negro supone aproximadamente...

    73,50 € / unidad
  • Vista rápida
    38,50 € / unidad

    Crustáceo muy valorado en la gastronomía gallega. Su coloración azulada lo diferencia del bogavante canadiense de calidad notablemente inferior y también muy presente en nuestros mercados. A la plancha o cocido son las dos formas más comunes de disfrutarlo, siendo el ingrediente perfecto para un arroz sabroso. Disponemos de diferentes tamaños: mediano,...

    38,50 € / unidad
  • Evisceradas, en media concha, envasadas individualmente al vacío y congeladas. El diámetro de la concha de la vieira mediana es de 10-12 cm.  Molusco bivalvo que habita en aguas profundas con fondos arenosos, cerca de la costa. Procedentes de aguas del Reino Unido, son distintas que las gallegas, si bien no resulta sencillo diferenciarlas. 

  • Vista rápida
    22,50 € / kg

    Pescado azul rico en ácidos omega 3 muy recomendado para personas que necesitan cuidar su dieta por problemas coronarios. Existe una docena de variedades de atún, de entre todas ellas en Mariskito te ofrecemos del llamado atún de aleta amarilla, una especie de excelente calidad y variados usos culinarios. Te enviamos el lomo limpio y sin piel ni espinas...

    22,50 € / kg

Más

El pulpo (Octupus Vulgaris) habita en zonas de los litorales, pasan gran parte de su vida escondiéndose entre las rocas y agujeros naturales, pudiendo muchas especies llegar a crecer hasta un metro de largo. Se alimenta de pequeños crustáceos como el cangrejo u otras especies.

Un molusco cefalópodo que posee ocho brazos con dos filas de ventosas en cada uno de ellos. Se caracteriza por tener el cuerpo blando con un cerebro bien desarrollado y dos ojos grandes y complejos que le proporcionan una buena visión. Pueden llegar a cambiar de forma muy rápida el color y la textura de su piel.

Es muy habitual encontrar en los mercados el pulpo congelado sin cocer. El motivo por el cual no solemos encontrarlo fresco es porque quedaría demasiado duro al cocinarlo. Antiguamente el pulpo se “mazaba” (golpear) antes de cocerlo para romperle las fibras de su carne y así ablandarlo. Es evidente que por la complejidad del proceso, esta costumbre ha perdido arraigo, teniendo el proceso de congelación los mismos efectos sin que el pulpo pierda calidad.

El pulpo desde el punto de vista nutricional tiene un alto contenido en minerales, el más destacado es el zinc, un mineral esencial para salvaguardar nuestro sistema inmunitario. En cuanto a las vitaminas aporta la misma cantidad de vitamina B3 (niacina) que cualquier pescado azul, fundamental para renovar energías . Lo más destacable es su bajo contenido en colesterol, ideal para quienes quieren bajar su nivel de colesterol y triglicéridos.

Para preparar cualquiera de las recetas más típicas con pulpo (a la gallega, a la vinagreta, a la parrilla), lo primero y más delicado es cocerlo. Para cocerlo, debemos lavar bien el pulpo y poner agua a hervir en una olla grande. Hay quien no le añade nada al agua, ni siquiera sal. Otros le ponen una cebolla y laurel. Cuando empiece a hervir, lo metemos y sacamos tres veces de la olla para dejarlo finalmente cociendo; esto es lo que se llama “asustar el pulpo”. Lo dejamos cocinarse entre 30 y 50 minutos, dependiendo del tamaño del ejemplar. Por último se escurre y se corta en función de cómo queramos prepararlo.

 Para el “pulpo a la gallega”, simplemente se añade sal gorda, aceite de oliva y pimentón.