Almeja Fina Extra

No disponible

95,00 € / kg

/ kg =

Se vende solo vivo

Descripción

Contiene 30-35 piezas por kilo. Es la almeja más valorada de todas las especies por su carne tierna, su sabor y porque aguanta viva fuera del agua más tiempo. En función del tamaño puede variar su utilización. La fina extra de 30/35 es la que se suele comer al natural, con una gota de limón.

También te puede interesar...
  • Vista rápida
    85,00 € / kg

    Crustáceo que crece sobre las rocas batidas por el oleaje, donde se alimenta por filtración. Uno de los mariscos que más se identifica con Galicia y el mar, conocida es la dura tarea de riesgo de los "percebeiros" durante su extracción. En Mariskito acostumbramos a ofrecer 2 ó 3 categorías de percebe a un precio más o menos estable, si ben la calidad y...

    85,00 € / kg
  • Vista rápida
    108,00 € / kg

    Debido a su delicadeza y poca resistencia fuera del agua, siempre los enviamos cocidos con ese rojo tan característico. Es el único marisco al que se añade sal después de cocerlo, removiéndolo bien y dejando que se enfríen para que adquieran sabor de manera uniforme.

    108,00 € / kg
  • Vista rápida
    82,00 € / kg

    Crustáceo procedente de zonas costeras próximas al sur de la Península. Guarda parecido con el langostino y la gamba, pero tiene mayor tamaño y un rojo más intenso. Proporciona un sabor fuerte y rico en el plato, ya sea a la plancha o en arroces caldosos. Su cabeza, ideal para la preparación de salsas, sopas y cremas. Se envía congelado. En el kilo hay...

    82,00 € / kg
  • Vista rápida
    45,00 € / kg

    Molusco bivalvo fácilmente reconocible y con gran presencia en los mercados, aunque en muchos casos de orígenes diferentes al gallego, y de calidad inferior. Habita en fondos marinos de poca profundidad, enterrada en la arena, siendo su extracción por parte de mariscadores a pie en las playas o mediante buceo en apnea. Su carne es firme y sabrosa. Se...

    45,00 € / kg

Más

La almeja fina (Ruditapes descussatus) es una de las más conocidas que hay en Galicia, junto con la babosa, la japónica y la rubia. Vive en aguas saladas a unos 5 - 30 cm de la superficies en fondos arenosos o fangosos, en los que se oculta y se alimenta de pequeños seres vivos por filtración de agua. Todas estas variedades de almeja poseen la misma forma ovalada que varían de tamaño y color.

La almeja fina es un bivalvo de extraordinaria calidad. Su concha posee unas finas líneas en forma de radios y otras concéntricas que forman sus característicos cuadritos. Aguanta viva fuera del agua mucho más tiempo que otras almejas, por lo que adquiere un gran valor en el mercado, ya que su ciclo de comercialización puede durar más tiempo.

Además de su delicioso sabor destaca nutricionalmente por su alto contenido en minerales (hierro, potasio, selenio y calcio) y vitaminas: vitaminas B, especialmente la vitamina B12. Alimento ideal para reforzar nuestro sistema inmunológico y aumentar nuestras defensas. Recomendado para personas que padecen de anemia.

La almeja fina es la que tiene la carne más tierna y, por lo tanto, es la más apta para degustarla en crudo, especialmente los tamaños más grandes. Hay quienes son partidarios de dejar caer una gotita de limón, no sólo por el sabor, sino para evitar alguna reacción adversa en el organismo debido a que la salubridad de las aguas marinas no son siempre las deseables.

Si se van a cocinar, es recomendable sumergirlas en agua fría con sal durante una hora para que se abran y suelten la arena que tienen en su interior. Se escurren y se lavan bien. Hay que comprobar que están todas vivas. Si alguna tiene las valvas abiertas significa que está muerta.